10 Consejos para viajar con tu propio vehículo

Viajar con tu propio vehículo te da la libertad de no depender de horarios y rutas de autobuses; te permite llegar a lugares que no podrías viajando en transporte público; elegir cuándo frenar para sacar fotos o descansar; no tener que cargar el equipaje en tu espalda o en una maleta, y además puede ser más económico que un viaje convencional.

Dependiendo del vehículo que manejes, podrás dormir varias noches en él, ahorrando en gastos de alojamiento, e incluso equiparlo con facilidades para cocinar.

Seguramente estos beneficios ya los tenías en cuenta, y es por eso que estás planeando un viaje de este tipo, pero antes de salir a la ruta hay 10 consejos que te queremos compartir para que organices tu roadtrip.

1- Elegir el vehículo acorde

Si bien manejar un descapotable MINI Cabrio por costas soleadas puede ser el sueño de muchos, si piensas hacer un viaje más aventurero necesitarás otro tipo de vehículo.

Muchos viajeros que hacen trayectos largos eligen las camionetas tipo “Combi” (furgoneta), las cuales son muy espaciosas y pueden ser acondicionadas con cama, cocina y estanterías. Otros prefieren la resistencia que dan los vehículos 4×4, generalmente menos propensos a averías y aptos para todo tipo de terrenos.

También es importante tener en cuenta el consumo del motor para que tu viaje no termine siendo mucho más costoso de lo que imaginabas.

2- Hacer una inspección técnica antes de comenzar

Es esencial hacer una revisión general del coche un tiempo antes de comenzar el viaje, para disminuir el riesgo de sorpresas amargas a mitad de camino. Después de hacer la inspección y arreglos necesarios (o no), es conveniente probar la respuesta del vehículo saliendo a la ruta en algunos viajes cortos.

3- Tener las herramientas necesarias

En tu coche no pueden faltar herramientas básicas como un gato hidráulico, llave, neumático de repuesto, triángulo reflectante y chaleco para señalizar en caso de accidente, linterna potente, matafuegos, aceite de repuesto y botiquín de primeros auxilios. También es aconsejable llevar herramientas de remolque para el desafortunado caso de quedar varado y cables para arrancar el motor si se queda sin batería.

4- Tener conocimientos básicos de mecánica y mantenimiento

De nada sirve tener las herramientas si no sabemos cómo usarlas. Saber cómo medir el estado y presión de los neumáticos; nivel de aceite del motor, líquido de frenos, limpiaparabrisas y batería, y, obviamente, cómo cambiar el neumático en caso de pinchadura.

En caso de que estés haciendo un viaje internacional y no puedas conseguir los repuestos necesarios para tu vehículo, existen compañías que se encargan de enviarlos a todo el mundo como www.piezasCochesOnline.es 

5- Conocer las leyes de vialidad de cada país al que viajarás

Antes de hacer un viaje internacional debes conocer las leyes de vialidad del país en el que conducirás, como límite de velocidad, uso de las luces o si existe algún impuesto de circulación especial que haya que abonar. Mientras en algunos países podrás conducir con el carnet de tu propio país, para otros necesitarás un Permiso Internacional.

6- Escanear y enviar a tu mail los documentos más importantes

En caso de perder alguno de los documentos obligatorios de tu vehículo será mucho más fácil realizar el trámite para recuperarlo si lo tienes escaneado en tu computadora.

7- No sobrecargar el auto

Una de las grandes ventajas de viajar con tu propio vehículo es que no tienes que preocuparte tanto por los kilos de equipaje que estás llevando, ya que no deberás cargarlo en tu mochila ni habrá aerolínea que te penalice. Esto hace que muchos sobrecarguen el vehículo con cosas innecesarias, volviéndolo más pesado y logrando así que consuma más combustible.

8- Elegir bien la ruta

Tener un buen mapa de rutas es indispensable para hacer un viaje por lugares que desconocemos, como así también la ayuda de un GPS. Pero hay ocasiones en las que las rutas que aparentemente son las más cortas terminan siendo las menos convenientes por su mal estado o imprevistos que ningún GPS puede advertirnos. Para evitar esto, es bueno chequear el estado actual de la ruta que pensamos hacer. En cada país existe una entidad encargada de esto, por ejemplo en Colombia se puede consultar en la página de la Policía Nacional.

9- Descansar adecuadamente

La falta de descanso es causante de la mitad de los accidentes de tránsito en el mundo. Dormir bien la noche anterior a salir a la ruta es fundamental para evitar la fatiga al volante, como así también tomar descansos cada dos horas manejadas para estirar y despejarse. Es recomendable ingerir refrescos azucarados o café durante las paradas ya que ayudan a mantener la atención. También es mejor evitar las comidas pesadas ya que nuestro cuerpo genera mayor desgaste para digerirlas y esto causa somnolencia.

10- Contactarte con otros viajeros

Nadie mejor que otro viajero para darte consejos para planear tu aventura, en especial si se trata de un viaje largo. Uno de los viajes más populares entre latinoamericanos es el gran cruce de Las Américas, en el que se atraviesa todo el continente, desde Ushuaia hasta Alaska. Buscando en internet encontrarás gente experimentada que lleva años recorriendo el mundo con su vehículo y escribiendo sobre eso.

Por. Daniela Elías
Fotografía: Motor Pasión

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *